Mi novia, el mundo y Nicki Minaj

Ella y sus manos se seda y de soga.

Un cuello de mi palma al útero y su grandilocuente beso en mi mejilla y los cabellos. ELla con su gracialocuenta todo, se arrima a las rimas de Bécquer con una facilidad grosera. Es como la última gota de las espléndidas gotas de lluvias escasas en primavera. Pero que las gotas de agua de lluvias en primavera, es como una motita hidrofílica de rocío en un trebol de cuatro ojos. No se como me permito a mi misma pasar tantos días con y sin ella. Pero miren mi tamaño ¿qué he de hacer? Debo pecar atrozmente y estar su lado, al mismo tiempo de penar y purgar sin ella de lunes a viernes y a veces hasta 14 días.

No sé que tiene que ver el cuello y el útero en todo esto pero es que de alguna manera debía comenzar este escrito y estas dos palabras llegaron auxiliarme. Y casi nos llevan de la mano fuera del café en que estamos mi hermano y yo, ya serán las diez de la noche, aquí cierran a las diez de la noche.

Manzana por manzana me llega la silueta de mi amada Paulina. (Acabo de tener el más largo, entregado, esclavizado, inapropiado suspiro de la vida). Estoy en el supermercado. El supermercado es una tienda de fotografías de mi amada. Miento, no de fotografías, de tactos, sí, un supermercado con tactos donde pagas con risas y en realidad te las regresan al final de pasillo diciendote “ha sido mi placer”. Ese rito de hacer fila, esperar cálidamente a que la muchachita pase cada producto de cada cliente es muy desesperante, es terrible, se nos va la mitad de la vida en ello. Mas no pasa si vas con Paulina. Paulina no viene conmigo,está en otra ciudad, pero ustedes entienden, cosa de amantes y de amadas; ella, pues, está conmigo.

Y entonces abro el gabinete de las noches y me encuentro sentada en las diez cuerenta y cuatro, al amanecer le falta cada vez menos y mi amor se siente infatigable y lleno de corridas que no ha dado. Hay que correr, vamos a correr. 

Cómo podrán imaginar, luego de estas horas de ausencia, bueno esta hora y media de ausencia, ya salí del supermercado; compré una caja de cereal y agua purificada para mi leche en polvo. (Han de saber que tomo leche de soya, me cae mejor que la deslactosada). Play youtube: Nicki Minaj - Starship. Estoy alejadísima de esa vocalista, estoy muy alejada de ese género musical -cuyo nombre desconozco -sin embargo estoy comodísima escúchandolo. No, la cosa no va por “yo solía despretigiar, disminuir, despreciar, des-nada esta música”, sólo aclaro que jamás la he escuchado y ahora que la escucho, jajajaja, no es admiración, es un gozo delicios que me da por el hecho de que me he imaginado bailando esa canción con Paulina. Es una verdadera locura. Casi todas las canciones que escuchan mis oídos se convierte en tramos de ella y me resulta fabuloso. Gracias a ella disfruto y aprecio canciones que otros dísa hubiesen pasado desapercibidos -o de haberme gustado no pasarían de una emoción temporal. Ella a hecho que tengan un profundo significado. Ella hace que sean parte de mi mundo y de nuestra historia de amor. Así cursimente dicho, cursimente abierta, es en serio. Querida Nicki Minaj y compañía, son parte de nuestra historia de amor. 

Y todo este rollo solamente para decir que la extrañé mucho hoy.